Después de recibir el primer email, hablamos de las condiciones y me parecieron correctas. Después el contrato, que me pareció un sueño hecho realidad.

Lo reenvié firmado y me contestaron:
"Necesitamos una foto a ser posible con un libro y una pequeña biografía tuyas para la contraportada y los agradecimientos".

¡Ostras! ¿Una pequeña biografía mía? Eso es lo que más me cuesta, definirme… Hablar de mí. Siempre he pensado que deben ser otros los que nos definan o nos describan nuestra opinión es subjetiva.

Bueno y conseguir una foto donde salga guapo: "No soy Santa Teresa"
Me contestó una amiga a la que le pedí el favor. Porque no quise mandar un selfie. Hubiera quedado muy mal encerrado en el lavabo, con un libro en la mano.

También le di un repaso al libro antes de volverlo a enviar. Hacía tiempo que no lo leía, lo tenía casi olvidado, pero sí creo que la historia vale la pena, muy triste eso sí, pero interesante.

Al final, ya está todo preparado y enviado. Del resto se encargarán ellos.
Espero poder explicar pronto que "El barrio de los sueños rotos" está en las librerías.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: