Mañana cuando te despiertes tendrás 18 años (Bueno, si no te despiertas antes de las 7:45) pero debo decirte que no te despertarás ni más alta ni más guapa (Eso ya es imposible) ni más responsable.

La única diferencia será a efectos legales, ya eres mayor de edad. Eso quiere decir que la ley considera que puedes decidir por ti misma. Eso  no significa que seas lo suficiente madura para no equivocarte. Te lo dice tu padre que se equivoca mucho. Significa que tienes derecho a equivocarte, luego tendrás que asumir las consecuencias de tus decisiones, de tus errores y por supuesto, de tus aciertos.

Ya me imagino que es una edad muy importante para ti y que llevabas tiempo esperando, harta de que te digan que eres una niña, ahora ya eres mayor. Debo decirte que te lo van a seguir diciendo (Para mí siempre serás mi niña) y que el día que ya no te lo digan lo echarás de menos. Porque será el día que unos niños entren en el ascensor y te digan “Señora”. Ese día créeme, lo echarás de menos.

Es posible que ahora dejes atrás algunas cosas, que sientas que has pasado una etapa de tu vida que no has disfrutado deseando que llegara este día. Ese es el error porque en la vida todo llega (hasta la muerte).

Recuerdo cuando era niño y me preguntaba ¿Cómo sería el año 2.000? Como todos me imaginaba coches voladores, porque nadie se imaginaba compresas con alas ¡Mira si queda atrás el año 2.000!

La vida es como un viaje y debes disfrutarla por etapas porque si te pasas el tiempo esperando la próxima estación, te pierdes el paisaje. Como tampoco es bueno pasarte el viaje mirando por el retrovisor qué dejamos atrás. Atrás siempre irán quedando cosas que echaremos de menos pero la vida sigue y siempre nos quedará el recuerdo de los buenos ratos.

También debo decirte que no es, ni por asomo, un club selecto: Dejan entrar a cualquiera. Te lo digo yo que llevo años en él. Y ya verás como todos tus a

migos van a ir entrando poco a poco y no dejarán de estar “chalados” ni de hacer tonterías ni de ser unos “adolescentes prepotentes” porque esas cosas no pasan de un día para otro como levantarse y ser mayor de edad.

Ahora empiezas una etapa nueva en tu vida aunque no creas que va a cambiar gran cosa: Seguirás dudando que carrera escoger, seguirás viviendo con tu madre, etc.  Los cambios irán pasando poco a poco. Porque las personas no cambian de un día para otro, van evolucionando poco a poco. No somos pokemons.

A mi hija, y sus 18 años

Nov 2, 2016 | Diario | 0 Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contador

Contador de visitas y estadísticas

Comprarme un libro

Si estás interesado en comprarme unos de mis libros puedes enviarme un email a siscu@franciscoalarcon.eu y te lo enviaré dedicado

Se acepta moneda social

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog

Únete a otros 2 suscriptores

Quien nos visita

Lista de Blogs WP

Categorías

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: